Razas de gallos de pelea, mejores cruces, más grandes y fuertes

Anuncios publicitarios

Razas de Gallos de Pelea

Para lograr razas de gallos de buena calidad se estudia la consanguinidad tanto del padre como de la madre, en las diferentes generaciones hasta la quinta generación. Para el mejor semental de cada generación se deben obtener varias camadas,  seleccionando los animales más sanos y perfectos, que puedan transmitir sus mejores genes a la siguiente generación.

Las razas de gallos de pelea son todas aquellas que se han obtenido producto del cruce con originales, debido a las características muy específicas que definen el ave para su desempeño en los escenarios de combate y que le catalogan como ideal en el momento de enfrentarse con el contendor, asegurar la victoria y la ganancia en las apuestas de los participantes y aficionados a estos eventos en particular.

Mejores Razas y Características

Existen una serie de cualidades físicas producto del fenotipo que se miran en los ejemplares más escogidos y famosos entre los aficionados, organizadores y jueces de las peleas.

Anuncios publicitarios

Una de estas cualidades es el combate, la embestida, la agilidad en el movimiento y el ritmo en el momento de la pelea con el contendor, así como la contundencia en el impacto de los espuelazos en el contrario.

Un buen gallo de pelea resalta por el cuerpo erguido con una quilla  corta, de patas largas doblando las corvas, de cabeza larga y levantada. Las  alas largas y anchas con el abanico de la cola largo, fuerte y completamente tupido de plumas, con los ojos brillantes, rojos y salientes. Las mejores razas de gallos de pelea se presentan a continuación:

1. Gallo Malayo

Este gallo se distingue por su cresta llamada de pavo, teniendo un fuerte porte, cuello largo, y cuerpo encorvado hacia adelante, de gran potencia y peso. Con una estatura de más de 90 cms. El malayo es criado en el continente Europeo, en Australia y los Estados Unidos.

2. Gallo Shamo

Esta raza tiene un origen no muy bien determinado se cree que, puede ser japonesa, de Sumatra, o Malasia. Presenta un tamaño grande, de porte erguido, con un  plumaje entre oscuro y rojizo, teniendo la cola en forma de penacho, con grandes plumas guías, en caída.

Tienen una marcada postura de combate, siempre buscan sacar ventaja al oponente. Se consideran rápidos, combativos y con gran habilidad  para rematar al adversario. El golpe resulta ser contundente y poderoso con un estilo de pelea, que supera a la del gallo Asil.

3. Gallo Asil

Los asiles se caracterizan por su agresividad y combaten hasta la muerte. Son gallos conocidos por su genética para la pelea. Confían y son generalmente mansos en presencia del humano. 

En los EE. UU., la raza está en la “Lista de observación” (2012), por parte de Livestock Conservancy. Se encuentra en casi todos los estados de la India, pero abunda en Andhra Pradesh y Tamil Nadu. Es un gallo con un origen muy antiguo.

Este gallo se distingue por su fenotipo muy característico, con un cráneo ancho y fuerte, plumas de la cabeza y cuello levantadas en la parte trasera, pico grueso y arqueado.

Otras características de este gallo, son la cresta de guisante, ojos vencidos, cuello fuerte, alas leves, cortas y curvadas, con la cola corta hacia abajo, estrecha y de plumas. Los cruces de este gallo se usan con bastante frecuencia en las peleas.

4. Gallo de Combate del Norte de Francia

Este gallo es muy antiguo y tiene el doble del tamaño de la raza de gallos de pelea inglesa. Es de gran fuerza y agilidad, invencibles y feroces. Se encuentran extendidos por Bélgica, de cabeza grande, cresta simple y grande. La raza más preciada es la de plumaje azulado y negro.

5. Gallo Inglés

Esta raza existe desde la antigua Roma, es muy efectiva en la pelea, y de ella se han derivado gran parte de las razas de Europa. La versión moderna del ejemplar se considera muy aguda.

Tiene un porte elegante, con una cabeza pequeña, un cuerpo ágil, de espalda y pecho anchos, alas fuertes y cortas con un vuelo suave, de patas alargadas y talones fuertes. Teniendo un plumaje tupido, de cola alargada y alta.

6. Gallos Españoles

Tienen su origen en el gallo inglés. La cría se ha llevado a cabo principalmente en Canarias, Valencia, Andalucía y en Islas Baleares. En Mallorca y en Andalucía, particularmente en Jerez de la Frontera y la Provincia de Cádiz.

Su plumaje varía de colores intensos rojizos y satinados, siendo un gallo alargado, pequeño de patas fuertes, cola recogida de plumas alargadas de color negro azulado, con espolones puntiagudos, sin cresta ni barbilla. Los hay giros, cenizos, jabados, pintos, melados y blancos.

Cruces de Gallos de Pelea

las mejores razas de gallos de peleaLos criadores y galleros son personas muy dedicadas a este campo, debido a que son conscientes de que para obtener un buen encaste se requiere años de cuidado, y refinamiento de las castas de gallos, siendo la genética la clave en este sentido.

Se tiene por un lado el concepto de gallo híbrido al que se considera fuerte pero no fino, porque ha sido cruzado de dos especies diferentes.  Por el contrario, un gallo fino, resulta del encastado de un animal que llena todas las condiciones, para obtener uno con las mismas cualidades genéticas de un padre 100% puro,  de hasta cinco generaciones. De no tener estas cualidades se considera que el ave puede salir de mala calidad.

En el cruce de gallos de pelea, existe la antigua y nueva escuela. La antigua escuela conservan varias razas de gallos de pelea por décadas, mejorando y cuidando las características genéticas de los ejemplares. En los métodos de cría para mantener una raza se considera la consanguinidad que implica comprender la forma de mantener una línea de gallos para conservar los rasgos de la sangre.

Se deben definir cuales son las características y rasgos que se desean conservar y a través de la consanguinidad obtener animales muy combatientes estudiando las generaciones anteriores, trabajando la consanguinidad cerrada, es decir mediante el linaje para detectar si hay defectos o no en las crías.

Los mejores cruces de gallos de pelea se llevan a cabo tomando en consideración varios criterios:

1. La eliminación de la descendencia débil

Los animales que resulten con defectos que puedan ser transmitidos luego de mala manera a las siguientes generaciones, quedan eliminados.

2. La Formación de la Línea

En la línea de cría se toman los descendientes que se van luego a aparear para constituir la siguiente generación cuando están jóvenes.

3. El Tiempo de Mantenimiento del Acoplamiento

Dependiendo del tiempo del acoplamiento se puede saber hasta por cuánto tiempo se puede mantener las generaciones distintas, ya que el padrote va perdiendo fertilidad y calidad en el material genético.

4. Los Registros de Apareamiento

Es pertinente mantener un registro de cada apareamiento y efectuar estos apareamientos solamente de manera individual.

5. Las diferentes generaciones

Mientras más generaciones tengan los hijos, más concentrados estarán en base al gallo o gallina de origen genético, y en esa medida podrán servir como sementales que podrán luego cruzarse con diversas familias.

6. Evaluación del cruzamiento

Cada cruce se debe valorar de manera exhaustiva, hasta llegar al que será preservado para el continuar el plantel de cría para los siguientes cruzamientos.

Razas Americanas

Las razas americanas fueron llevadas a cabo con ejemplares puros de otras razas tales como la inglesa, francesa, española entre otras. Los gallos de pelea fueron traídos a América, por los españoles en la conquista.

El gallo de pelea americano tiene su creación en Estados Unido de América. Por lo que, se distinguen al menos cuatro líneas diferentes de gallos. Estas líneas provienen de cuatro originales, la inglesa, irlandesa, francesa y española.

Las líneas de gallos de pelea americanos, se realizan con el proceso de consanguinidad complementado de manera sostenida, con las mejores aves que se pudieron obtener en la historia. Las razas americanas son las siguientes:

Kelso y Sweater

Fueron las razas Kelso, y Sweater las utilizadas para cruzar y crear las razas americanas, debido a la rapidez, agilidad y precisión en el combate, así como también su característico  comportamiento agresivo y de ataque.

Por lo tanto, estas dos especies son producto de cruces que dieron su origen como razas americanas, con un fenotipo muy parecido en el plumaje, la altura, el porte y el peso pero que, resultan diferentes en el color de las patas.

Hatch de América

También se reconocen como razas americanas el Hatch (de América), valorado por la fuerza y ataques contundentes, que se caracteriza por ser un gallo de porte medio-alto, atacando y peleando con cualquier contendor. Haciendo grandes demostraciones de combate  en la arena.

Brown Red y Warhorses

En este mismo orden, se encuentran los gallos Brown Red y Warhorses que tienen cruces muy particulares producto de la evolución de gallos de pelea en América. Siendo muy cotizados por sus habilidades de combate ritmico aéreo como en terreno, en paises como  México, otros países de América, como también, en otros continentes.

Anuncios publicitarios