Gallos finos de pelea – Mejores gallos para combate

Anuncios publicitarios

A continuación, veremos los mejores gallos finos de pelea y sus principales características.

Quienes participan de esta actividad, generalmente buscan gallos finos y robustos, que cuenten con una altura considerable y habilidades que estén fuera del proceso de crianza, es decir, con las que cuenten por naturaleza y puedan desarrollar:

galos finos de pelea

Malayo

Postura erguida, piernas amarillas largas, gruesas y fuertes lo que le da un peso corporal superior al de otras razas. Su cola tiene una elevación y es de tamaño pequeño. El pico es ancho y tiene una pequeña curvatura en la mandíbula, y los ojos son amarillos claros. Su peso oscila entre las 16.5 libras. La crianza puede ocasionarle degeneración en el cuerpo. Aparentemente en su presencia se percibe crueldad haciéndolo ver intimidante. En la actualidad no se usa este gallo para peleas sino para cruces con otros tipos de gallo, originando nuevas y mejor razas.

Shamo o Gallo de pelea

Fue originado por el cruce del Malayo con otros tipos de gallos ordinarios de Japón. Su altura es de 60 cm a 80 cm. La línea de su espalda es plana y los gallos usados para peleas tienen el iris de sus ojos color rojo. Poseen una cresta triple y a diferencia de otros una estructura del cráneo particular. Es un rival agresivo con un fuerte temperamento que inicia el periodo en el que puede ser usado para la lucha alrededor de los 12 a 16 meses. Suele patear mayormente a su oponente en áreas como el cuello y la cabeza. Ideal en el manejo y fuerza de sus patas.

Anuncios publicitarios

Asil

Procedente de la India, es una de los tipos de gallos más conocidos para las peleas. Su talla es mediana, pero de una altura considerable, posee un porte erguido y robusto, cuenta con un carácter agresivo y es criado únicamente para combate. Su peso varía entre 2 y 2,5 kg, haciéndolo capaz de provocar daños serios en su oponente con tan solo una patada debido a la fuerza y rapidez con que ejerce los golpes.

Calcuta

Proceden de Asia y adquiere del malayo sus facultades principales. Es alto, postura erguida y para participar en una pelea es ideal que pesen entre 6 y 7 libras, aunque esto puede aumentar. Sus pulmones no se fatigan con facilidad. La cresta suele estar siempre levantada y una de las características que más lo identifica es el pico curvo y corto, además de las arrugas en su rostro.

Raza azul de brujas

Procedente de Bélgica, esta es una de las razas más grandes para peleas de gallos. Cuenta con un troco robusto y voluminoso, además de un plumaje abundante. El combatiente de brujas es bastante agresivo y pesa alrededor de 4,5 kg. Su cola es elevada y el pecho es prominente.

Raza caperuza roja

De origen Inglés, esta es un ave con una cresta rizada y grande. Sus plumas son de color negro, rojo y dorado, además de ser bastante ceñido. El gallo podría pesar entre 2,5 y 3 kg. Su porte le hace lucir muy elegante y soberbio.

Raza Francés del Norte

Como su nombre lo indica, esta raza de origen francés. Es un ave cuya presencia irradia finura y elegancia. Es corpulenta y existe en dos tamaños, grande y pequeño. El gallo puede tener un peso entre 1,25 y 1,5 kg. Sus colores son variados, como: dorado, plateado, blanco, negro y combinaciones. Carecen de vitalidad y sus torsos no son redondeados.

Ejemplares:

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *